Cómo reemprender un blog abandonado: Re-aprendiendo de mis errores

Hay un refrán que reza así: “En casa de herrero, sartén de palo”. Tras más de un año sin redactar contenido en mi blog hoy escribo esta entrada para entonar el mea culpa, intentar analizar los errores que he cometido y poder aprender de ellos.

Abrí este portal al mundo online con la idea de ofrecer mis servicios como redactora web freelance y con la intención de plasmar en el blog que lo acompaña mis aprendizajes y experiencias en torno a mi profesión. Comencé con fuerza e invertí muchas horas de trabajo para lograr dar forma a mi proyecto web.Como retomar la redacción de un blog

Sin embargo, las cargas laborales y personales (he sido mamá 😀 ) de mi día a día pronto me impidieron continuar dedicando el tiempo que mi blog requería para continuar vivo. Y así, sin más, me salté la regla de oro del blogger: la falta de compromiso con la publicación.

Ha sido un año muy intenso en el que he crecido tanto en el plano personal como profesional. No he parado de trabajar, descubriendo un mundo desconocido para mi: la redacción de contenidos para medios impresos u offline. Los textos periodísticos me han permitido aprender nuevos aspectos y enfoques de la escritura y la comunicación, habilidades esenciales para un buen redactor de contenidos.

La falta de planificación inicial y la mala gestión del tiempo pasaron factura a mi bitácora, grandes errores que deberías evitar como blogger si quieres alcanzar el éxito. Por suerte, nunca es tarde para aprender. Por ello, lanzo este post con la intención de intentar evitar que cometas los mismos fallos en los que yo caí.

Esta situación me ha hecho replantearme seriamente este blog. Tras decidir que quiero continuar adelante con él, he extraído una serie de consejos o “normas” que quiero seguir de ahora en adelante y que comparto contigo por si tu también quieres retomar un blog en el que no redactas contenido desde hace mucho tiempo. ¡Ahí van!…

8 Consejos para retomar tu antiguo blog y no morir en el intentoRedactar contenidos para blog

 

 #1. Redefine objetivos. ¿Qué pretendo conseguir con el blog?

Es importante saber qué buscas con tu bitácora. En mi caso buscaba ser una plataforma a través de la cual plasmar los aprendizajes de mi día a día sobre todo aquello relacionado con la redacción de contenidos. Este objetivo lo mantengo.

Asimismo, busco aumentar mi visibilidadganar clientes, incrementar el tráfico y mejorar mi posicionamiento.

Una cosa, bien podría ir relacionada con las otras. Si consigo posicionar las palabras clave que definen mi nicho en Google, creando contenidos de calidad y que se indexen fácilmente, quienes busquen redactores web a través del buscador me encontrarán más fácilmente. Si además, esos contenidos son interesantes para los usuarios éstos los compartirán en redes sociales generando más tráfico hacia mi web.

 

#2. Confecciona una lista de ideas para futuros post

Anotar en una lista aquellos temas sobre los que te gustaría escribir. Estas ideas serán las que nutran tu blog de nuevos contenidos escritos y evitarán que te veas en situación de sequía en la que no sabes qué escribir. Tener sugerencias siempre listas te animarán a que tu redacción web no decaiga.

Personalmente, he desempolvado la vieja libreta en la que fui anotando sugerencias sobre las que quería hablar en mi bitácora. Algunas las he mantenido y he añadido otras muchas nuevas extraídas de mis nuevas experiencias o de temas sobre los que me gustaría saber más. En cuanto una nueva idea viene a mi cabeza la apunto de inmediato y ahí queda reposando para cuando tenga que echar mano de ella.

 
#3. Crea un calendario editorial

Tal y como define Eva Sanagustín (@evasanagustin), una de las mayores expertas en marketing de contenidos de España (si no la sigues hacerlo puede ser una buena idea), en su libro `Marketing de contenidos. Estrategias para atraer clientes a su empresa´, un calendario editorial es “una herramienta para organizar la publicación de contenidos y que, por tanto, también es útil para controlar las tareas como los la documentación, redacción o maquetación”.

Uno de mis errores al comenzar este blog fue no crear un calendario editorial que me permitiese planificar mis publicaciones futuras (vergüenza debería darme como redactora freelance 🙁 ). Así pues, me he puesto manos a la obra y he creado mi propio calendario. Para no agobiarme demasiado, he comenzado planificando el próximo trimestre.

En mi lista de ideas está la de dedicar un post íntegro a esta tarea de crear un calendario editorial para un blog que puede parecer ardua pero créeme, es muy frutífera. Si quieres saber más… ¡no me pierdas la pista!.

 
#4. Adopta una frecuencia de publicación cómoda para ti

Reescribir antiguo blogEn el calendario editorial debe aparecer reflejada la frecuencia de publicación, es decir, si vas a publicar un post al día, uno a la semana, uno cada 15 días, tres al mes o un post mensual. Eso dependerá de los objetivos que tengas y del tiempo que puedas invertir en preparar el texto.

Pero dada mi experiencia, es mejor que no te marques objetivos que difícilmente podrás cumplir. Publicar un post al día sería de 10, pero está claro que mantener esta frecuencia requiere ser todo un portento. ¡Qué envidia (sana) de esos superblogger que lo consiguen!  🙄

Hay que ser realista y uno debe marcarse metas que pueda cumplir. Si te planteas objetivos que sabes que no vas a llegar a cumplir lo único que lograrás es desanimarte. Si sólo puedes escribir un post mensual hazlo. Recuerda que más vale calidad que cantidad. ¡Más vale poco y bueno, que mucho y malo!

 
#5. ¿Comprometer la calidad por aumentar la frecuencia? Yo no

Si has ojeado algunas de mis viejas entradas en este blog sobre redacción de contenidos habrás comprobado que suelo escribir textos bastante largos (con una media de unas 1.500 palabras). A veces pienso que tal vez podría hacer textos más cortos, de tal manera que podría convertir una idea en dos post distintos.

Sin embargo, si he escrito esas 1.500 palabras es porque lo he necesitado para dar forma completa y calidad a la idea o el mensaje que pretendía transmitir. Por ello, prefiero tener esa libertad para crear el texto con la extensión que yo necesite. No voy a comprometer calidad por aumentar la frecuencia de publicación.

Si sólo puedo escribir un post mensual porque el trabajo me ha impedido dedicar más tiempo a mi blog no me preocupa demasiado. Sé que mis lectores van a preferir un post de calidad con contenido que les resulte de utilidad e interesantes (aunque sea uno solo), que no un bodrio de texto parido a toda prisa porque había que publicar sí o sí y que no les va a aportar nada.

 

#6. No perder el contacto

Hay otras formas de estar en contacto con tu público y de fomentar la comunidad. Si por causa mayor no puedes publicar en tu blog con la asiduidad que desearías, existen otras formas de crear feedback y estar en conexión con otros bloggers o usuarios. Ahí están redes como Facebook, Twitter o Linkedin a las que hay que dar uso.

Continuar leyendo y siguiendo los blogs relacionados con tu temática es importante. Una herramienta muy útil para no perderte ningún post de los blogs que te gustan es Feedly.

Recuerda que no tener disponibilidad para redactar nuevos contenidos web no impide estar al día en tu sector.

 

#7. Revisar post antiguos y optimizarlos

Es algo que he hecho antes de publicar esta entrada. Me he dado cuenta de que la mayoría de mis post antiguos podían ser optimizados, ya no sólo respecto al contenido sino también en cuanto a la forma externa.

He mejorado el formato de los textos integrando negritas, destacando ideas, estructurando mejor los párrafos, revisando la densidad de palabras clave y optimizando las entradas para lograr un mejor posicionamiento web.

Una vez optimizados puedes compartirlos de nuevo en tus redes sociales para atraer nuevo tráfico hasta esos contenidos.

 

#8. Creer en uno mismo

En ocasiones he sentido que la tarea de redactar mi propio blog me abrumaba, dando por hecho que yo no sería capaz de hacerlo, que había gente mucho mejor que yo y que para qué intentarlo si no lo iba a poder lograr.

A veces uno mismo es la peor piedra en el camino.

Si no crees en ti mismo, nadie lo hará.

Hay que dejar de mirar a los demás y centrarse en uno mismo, en su trabajo, sin comparaciones. ¡Son odiosas! Hay que ser uno mismo, confiar en sus capacidades y tirar hacia adelante.

Y me permito citar la gran frase del vigésimo sexto presidente de Estados Unido (mi vena de historiadora sale a relucir 😉 )

“Si crees que puedes, ya estás a medio camino”

 

Y ahora… ¡Manos a la obra!

Te invito a comentar estos consejos y si tienes alguna sugerencia déjamela también para aplicarla en mi día a día. ¿Tu también te has visto en la misma situación que yo? ¿Has tenido tu blog abandonado durante varios meses? ¡Cuéntamelo! La zona de comentarios es toda para ti.

Y no te olvides que si quieres continuar aprendiendo sobre marketing de contenidos y redacción SEO para mejorar tu blog puedes suscribirte. ¡Mil gracias!

 


ÚNETE A LA COMUNIDAD Y DESCARGA GRATIS
El Checklist definitivo para redactar posts optimizados para SEO
Descubre las claves para comenzar a escribir textos que te ayuden a posicionar desde ya. Lleva tu proyecto a otro nivel con el poder de las palabras.



Opt In Image
ÚNETE A LA COMUNIDAD Y DESCARGA GRATIS:
El Checklist definitivo para redactar posts optimizados para SEO

* Descubre las claves para optimizar tus entradas de blog.

* Comienza a escribir textos que te ayuden a posicionar desde ya.

* Todo lo que necesitas saber en una sola lista.

¡Compártelo!Tweet about this on Twitter3Share on Facebook8Share on Google+1Share on LinkedIn5

Sobre nosotros Isabel Conesa Magallon

Calandina de nacimiento, redactora freelance de profesión, historiadora de vocación y mamá por definición. Me he especializado en la redacción de contenidos para páginas web con el objetivo de lograr aumentar la visibilidad, mejorar el posicionamiento en buscadores y atraer clientes . Mis claves son no dejar nunca de aprender y sobre todo disfrutar y amar lo que haces.

9 comentarios

  1. Hola Isabel,

    Me siento completamente identificado con el artículo. Tuve a mi pequeño algún que otro mes abandonado (unos 12 meses y pico, en concreto jeje). Pero lo he retomado con fuerza y me falta poco para superar un reto que mo peropuse: un post por semana durante un año entero.

    Un placer conocerte.

    • Hola Carlos,

      ¡Yo tuve al mío abandonado durante dos años! Somos la prueba viviente de que nunca es tarde para volver a la carga jeje. Mucho ánimo con tu pequeñin y muchas gracias por pasarte por aquí y comentar. ¡Nos leemos! 😉

  2. Hola, Isabel

    Suscribo todo lo dicho en tu artículo, sobre todo la parte de la extensión y frecuencia. Muy completos los consejos y me vienen de maravilla, justo ahora que pienso retomar mi blog de literatura que había dejado un poco tirado.

    Felicidades por el post, me ha encantado y lo tomo prestado para compartirlo con mis seguidores.

    Saludos y nos leemos!
    Lex

    • Hola,

      ¡Muchas gracias por tu aportación Lex!

      Me alegra saber que el post puede ser de tu utilidad. La frecuencia de publicación es un tema importante que requiere de disciplina y organización. Opino que hay que uno se tiene que marcar unos objetivos realistas. En ocasiones, las cargas de trabajo nos impiden dedicar todo el tiempo que desearíamos a bloggear.

      ¡Saludos!

  3. Buenos consejos, a mi lo de organizarme me cuesta mucho. Últimamente por diversos motivos he perdido mi ritmo de publicación. Tengo que recuperarlo y ver en que fallo. Un saludo

    • ¡Hola Marilo! Es cierto que la organización no es tarea sencilla y que en determinadas circunstancias cuesta sacar adelante un blog. Espero que estos pequeños consejos te animen a seguir adelante. ¡Mucho ánimo y gracias por pasarte por aquí! Un abrazo.

  4. Gracia por compartir tu post Isabel. Desde el punto de vista profesional y personal: totalmente de acuerdo con que no debemos comprometer la calidad de nuestros contenidos priorizando la frecuencia de publicación. Con esta energía renovada que presentás, seguro tu blog crece contigo! Besos

    • ¡Hola Paula! Muchas gracias por pasarte por aquí y comentar. Así es. A veces las cargas laborales y personales no nos dejan todo el tiempo que desearíamos para dedicar a nuestro blog y crear posts de calidad. Por ello, soy de la opinión de que es mejor publicar un contenido de valor que de verdad aporte al lector aunque sea una vez al mes, que publicar dos post semanales que son banales y no suman nada. Estoy con muchas ganas en esta nueva etapa y haciendo grandes descubrimientos que me están ayudando a crecer en el mundo digital. ¡Un abrazo!

  5. Hola Isabel,

    Me ha encantado leer como vas a darle una segunda oportunidad a tu blog. Creo que los puntos que mencionas son muy acertados, sobre todo, el de la planificación o el calendario editorial, un tema que a mí también me tiene algo obsesionada, en lo particular, y el de encontrar una frecuencia cómoda.

    Yo también he remodelado mi proyecto online después de dos años y en septiembre vio la luz, de nuevo. Sé que suele decirse que para conseguir resultados, sobre todo, si empiezas de cero, lo mejor es publicar cuantas más veces mejor. Sin embargo, creo que tenemos que ser conscientes de nuestros propios límites, para no acabar abandonando. Y también escuchar a nuestro lector, que quizá se sienta algo agobiado si le enviamos más de una publicación por semana, en caso de que los artículos sean accionables. ¿A quién le da tiempo a poner en práctica lo que aprende, si todos los días recibe una lección distinta?

    Como dirían algunos: “menos es más”, o al menos es la filosofía con la que yo he empezado mi nueva etapa.

    Un gusto leerte y haber descubierto tu blog.

    Conchi S.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *