Sobre mí

¿Has sentido alguna vez esa sensación de estar recorriendo el camino erróneo, de nadar a contracorriente, de renunciar a algo para hacer lo que no deseas?

Así me sentí yo…

Pienso que los periodos de crisis son una ventana abierta, una oportunidad para reinventarse y reconducir el futuro de uno mismo.

En mi vida he pasado por dos grandes crisis. La primera me sirvió para darme cuenta de cómo quería ganarme la vida. La segunda, que llegó unos años más tarde, reafirmó mi decisión. Estaba en el buen camino. Quiero tener libertad para marcar mi propio ritmo de vida. Quiero ser yo quien llevase las riendas y no seguir la senda que otros han marcado por mí.

Esta es mi historia…

Todo comenzó en Castelserás, un pequeño pueblecito de la provincia de Teruel (esa que dicen que no existe) cuando a través de una amiga, a la que estaré agradecida toda mi vida, comencé a trabajar en una empresa ya legendaria, pionera en la venta online: Aceros de Hispania.

isabel-conesa-redactora-freelanceAllí estaba yo recién salida de la carrera de Historia (si quieres conocer mi curriculum te invito a visitar mi perfil de Linkedin), con cientos de horas de investigación, documentación, redacción y análisis de fuentes acumuladas a mis espaldas, y con gran intriga de qué es lo que podría aportar mi formación en una empresa de ese tipo.

Pronto lo averigüé cuando Ricardo Lop, el fundador de la empresa, me desveló el poder que las palabras tenían en Internet. Él me enseñó que lo que los usuarios buscaban en la red eran respuestas, y los contenidos eran esas respuestas. Comencé a escribir historias sobre espadas, cuchillos, navajas, carabinas, cascos…

Cada texto suponía un nuevo reto, una creación única y original que me servía no sólo para aplicar mis conocimientos sino para ejercitarlos y continuar mejorando. Aprendí a escribir contenido web “pensando en Google”. Entendí qué era eso del Marketing de Contenidos, el SEO o el Storytelling, y comencé a sentir la satisfacción que producía ver cómo el trabajo bien hecho daba sus frutos viendo la web posicionando entre los primeros resultados y generando conversiones.

Y así “sin querer queriendo” me metí de lleno en el mundo de la creación de contenido escrito para Internet.

Sin duda alguna, la experiencia en esta empresa fue reveladora, me ayudó a deshacerme de ciertas barreras mentales y me abrió horizontes hacia nuevas metas.

Escribir me llena. Averiguar e indagar en las historias y contarlas al mundo.

Pero llegó la crisis…

La situación económica obligo a hacer recortes y el tijeretazo me dio de lleno. Entre en un bucle difícil. Si has estado en paro en alguna ocasión me entenderás. Los días se sucedían uno tras otro, todos eran iguales (ya no sabía si era lunes, jueves o domingo). Me cansé de buscar y no encontrar empresas donde mi perfil profesional encajase.

Recibí ofertas de trabajo como redactora de contenidos online en Zaragoza, pero no quería vivir allí. Ya había pasado seis años de mi vida en una gran ciudad y eso no era para mí. Quería trabajar y desarrollar mi pasión en mi pueblo, en Calanda.

Esta situación se prolongó durante varios meses hasta que un día me planté, emprendí y aposté por mi. Quería ayudar como redactora freelance a aquellas empresas, instituciones o particulares que lo necesitasen a potenciar su presencia digital creando para ellos contenidos escritos. Y así nació este proyecto en el que estás ahora al que bauticé www.fabricandocontenidos.com. Continué (y continúo) formándome en temas de comunicación, redacción, documentación, social media, marketing de contenidos, copywriting, SEO, curación de contenidos y emprendimiento freelance.

Los encargos iban llegando con cuenta gotas, pero llegaban. Empecé a flirtear con los contenidos offline, la prensa escrita. Trabajé como redactora freelance para Diario de Teruel y poco después inicié una nueva relación laboral con el mayor grupo de comunicación de la zona donde vivo: La Comarca. Una relación profesional que continúa y que me ha permitido, entre otras cosas, seguir viva como freelance durante estos años. Trabajar como redactora de contenidos para un periódico, un medio offline, me ha permitido desarrollar y ampliar mis aptitudes no sólo profesionales sino también personales.

Pero de nuevo llegó la crisis…

La crisis fue muy dulce y buscada. En marzo de 2015 me convertí en mamá.

10629718_10205055284196862_7511602534633614048_nLa maternidad ha sido la experiencia más revolucionaria de mi vida. Mi hijo llegó para derribar todos mis esquemas y para demostrarme que España todavía sigue años luz en lo que a conciliación familiar y laboral se refiere.

No quería renunciar a estar con mi hijo y dejarlo en una guardería con apenas cuatro meses (que es cuando finaliza  la vergonzosa baja laboral por maternidad en España). Quería estar con él, ser testigo de sus descubrimientos, de sus primeras veces, y demostrarle que podía contar conmigo de manera constante durante sus primeros y trascendentales años de vida.

Ser mamá me sirvió para darme cuenta, entre otras muchas cosas, de que quería seguir adelante con mi proyecto laboral de redactora freelance y que además, quería ayudar a otras padres emprendedores, que se hayan visto en la misma situación que yo,  a dar vida a sus propios proyectos online a través de los contenidos, transmitiendo su mensaje y sus ofertas al mundo, activando sus marcas a través de blogs o sitios web.

Mi trabajo como redactora freelance me permite compatibilizar mi vida familiar y laboral. Hago muchos malabares, no lo niego, al igual que miles de madres trabajadoras y valientes. Atiendo llamadas entretanto mi hijo trastea con mis notas, realizo entrevistas a la vez que lo sostengo en mi regazo, escribo mientras lo porteo (bendito fular) e investigo tornando la mirada a cada segundo al vigilabebés. Es difícil, en ocasiones estresante, pero es satisfactorio 100%.

Internet brinda al ser humano una oportunidad única que nunca antes había tenido a su alcance: un acceso a la información casi ilimitado. Es altavoz que nos muestra al resto del mundo y debemos aprovecharlo para emprender y lograr trabajos que nos hagan más libres y felices.

Así me siento plena. Y así es como yo lo he elegido.

 Si quieres conocer mi currículum te invito a visitar mi perfil en Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *